EL HOMBRO Y SU RELACIÓN CON EL ESTÓMAGO

Written by Ángel José Dolón. Posted in Anatomía

El estómago produce dolor referido al aparato locomotor: dolor a nivel de la escápula izquierda, zona dorsal a ese nivel, diafragma y sobre todo el hombro izquierdo que puede presentar problemas de tendinopatías o artropatías.

Estos dolores pueden ser continuos o empeorar al adquirir posiciones mantenidas o exceso de trabajo en ese brazo, pero también suele tener una relación con los horarios de las comidas y en ocasiones puede alterar el sueño entre las dos y las cuatro de la madrugada.

FUNCIÓN Y SÍNTOMAS

Haciendo una breve referencia anatómica, recordamos que el estómago es un saco muscular extensible delegado a acoger el alimento ingerido. Insertado entre el esófago y el duodeno, lo situamos en la región debajo del diafragma izquierdo, tiene un orificio de entrada, el cardias y uno de salida, el píloro.

Los síntomas principales que nos hacen sospechar de un problema funcional de estómago puede ser la existencia de acidez, dolor, reflujo, tos seca durante la digestión y procesos digestivos lentos y pesados. Normalmente la palpación puede resultar molesta. Si no existe dolor pero los demás síntomas están presentes, habría que sospechar de algún problema de tipo hormonal, bien por tensiones emocionales o por desarreglos en las hormonas sexuales (esto explica las alteraciones del estómago durante el embarazo y en la menstruación).

TRATAMIENTO Y RECOMENDACIONES

Comentar la necesidad de ir a su propio médico, para hacer una valoración tempestiva del tipo de desorden y, si es necesario, una visita a un especialista y un examen instrumental idóneo con el fin de elaborar un tratamiento apropiado; sin embargo se puede asociar un tratamiento osteopático que ayude a aliviar los síntomas reportados, con un enfoque más amplio que establezca correlaciones anatómicas entre el estómago, la espalda y el hombro izquierdo.

El tratamiento incluirá la resolución de cualquier restricción de movilidad presente en el estómago, que impidan su mecánica fisiológica bajo la influencia de la respiración, por medio del diafragma. Cada víscera está influenciada por la respiración y dotada de una cierta libertad de movimiento. Cuando esta mecánica es alterada por traumas, cicatrices o patologías específicas, se habla de restricción de movilidad, y esto pertenece a las llamadas disfunciones osteopáticas.

Con técnicas no invasivas como la manipulación visceral, trabajaremos para aliviar aquellas tensiones que pueden alterar la armonía de la víscera en cuestión, trabajando las estructuras fasciales en la que está envuelta, con el fin de restituir su movilidad fisiológica.

Se incluirá en el tratamiento un reequilibrio de la columna y de las zonas que puedan perturbar las informaciones neurovegetativas directas al órgano y que actúan sobre la motricidad y sobre el tono del cardias y píloro (orificios de entrada y salida del estomago).

También la vascularización y por lo tanto el aporte de flujo sanguíneo que tendrá que hacerse correctamente, tarea del osteópata es garantizar una buena activación vascular para garantizar el estado de salud del estómago. El objetivo es el de eliminar las tensiones músculo-fasciales creadas por el estado de irritación del estómago, que repercutirán sobre la estructura esquelética adyacente al órgano o más distantes, pero conectadas a ello por medio de fascias y el sistema neurológico; impidiendo el buen funcionamiento de las articulaciones examinadas y determinando irritaciones y inflamaciones a las mismas (contracturas musculares, algias y tendinitis).

Asociando consejos sobre alimentación que mejoren el funcionamiento del estómago llevando a cabo una dieta básica sana sin lechuga, acelgas y coles (cuya celulosa es muy difícil de digerir) y sobre todo evitar alimentos en los que en su digestión se producen ácidos como los lácteos, carnes, café, tabaco, pan refinado, etc… que no fatiguen el trabajo del estómago y acompañando todo esto con un tratamiento de plantas medicinales, se podrán obtener buenos resultados sobre la sintomatología en los días sucesivos al tratamiento.

SINDROME DE ATM Y OSTEOPATIA

Written by Angel Dolón. Posted in Anatomía, Consejos, Información

ARTICULACIÓN TEMPORO-MANDIBULAR

Se denomina así a la afección de la articulación temporo-mandibular que provoca dolor y trastornos de tipo funcional. Son trastornos de etiología multifactorial. Se manifiesta de forma variada y resulta complejo comprender su causa.  

 ¿Cuáles son las causas que pueden provocar un síndrome de disfunción de la ATM?

  • Predisposición genética.
  • Infecciones. Trastornos Inflamatorios.
  • Artritis. Capsulitis. Tendinitis.
  • Trastornos de los músculos masticatorios.
  • Artrosis.
  • Mala oclusión.
  • Traumatismos. Luxaciones. Subluxaciones.
  • Ansiedad, estrés.
  • Hábitos posturales.
  • Bruxismo.

Sintomatología:

La sintomatología es muy amplia debido a las relaciones de la ATM con el cráneo, sus sistemas de compensación con la musculatura del cuello, inervación, hacen complicado definir una sintomatología específica. Dolor local (al movimiento, a la palpación, musculatura.) Impotencia funcional. Movimientos limitados o asimétricos. Dolor de cabeza (zona frontal, temporal, occipital). Dolor facial (ángulo de la mandíbula). Dolor de oídos, vértigos, hipoacusia. Dolor de ojos. Supra e infraorbitario. Dolor cervical. Dolor en encías, paladar, lengua.  

TRASTORNOS DE LOS MÚSCULOS MASTICATORIOS.

Rigidez muscular: Aumento del tono muscular en respuesta a determinados estímulos. Se produce un mecanismo de defensa que limita la movilidad del músculo con el fin de proteger el sistema. Lo puede desencadenar, el bruxismo, aumento de la tensión emocional o un estímulo doloroso en la dentadura. Espasmo muscular: Contracción tónica prolongada. Puede estar inducido por un cuadro de dolor miofascial o por agotamiento de la musculatura sinérgica. Puede provocar una mal oclusión aguda y falta de movilidad. Si existe un espasmo de los músculos elevadores, los movimientos laterales pueden ser normales, esto hará diferenciar el espasmo, del bloqueo articular. Dolor miofascial: Alteración dolorosa, hipersensible, en una zona determinada del músculo (puntos gatillo). Se asocia a estados de tensión emocional, alteraciones del sueño, alteraciones sistémicas, o hábitos y posturas nocivas. Miositis: Inflamación de la musculatura, debido a una infección en la zona periarticular, traumatismo, etc. Existe dolor en reposo y aumenta con el movimiento.    

LA ATM, Y SU RELACIÓN EMOCIONAL

Las mandíbulas son huesos esenciales para comer, para empezar el proceso de digestión y asimilación de lo que comemos, bien sea el alimento o la realidad que nos rodea. Los problemas de la ATM pueden producirse cuando apretamos los dientes porque reprimimos cosas, bloqueando toda la energía relacionada con la ira y la  obstinación. Cuando chirrían los dientes, es por  inseguridad. También podemos sentirnos dominados, siendo incapaces de expresarnos, bien a causa de la timidez o de los miedos. Cuando existe un bloqueo a este nivel, por la incapacidad de expresarnos o de  controlar lo que nos rodea, reprimimos las emociones. Debemos relajarnos y dejar fluir la energía.
 

   TRATAMIENTO OSTEOPÁTICO

La osteopatía realiza un papel importante, desde el punto de vista, que puede tratar muchas causas que provocan la disfunción, el tratamiento del tejido blando, toda la musculatura implicada, el restablecimiento del movimiento articular la recuperación del equilibrio funcional con otras estructuras, como por ejemplo, las estructuras óseas del cráneo, temporal, esfenoides, la valoración y normalización de la implicación de la columna cervical en las afecciones de la ATM, la utilización de técnicas cráneo sacrales para obtener un equilibrio emocional, que ayude a superar ciertas tensiones emocionales. La terapia cráneo sacral, juega un papel importantísimo a la hora de realizar un tratamiento osteopático completo de la ATM. El hueso temporal, como pieza clave y de unión, del maxilar inferior al cráneo, será vital para la normalización de la articulación y el restablecimiento del equilibrio junto con el resto del cráneo y la columna cervical.        
Página construida en HTML5 y CSS3 • Copyright © 2012 CIO - Angel Dolón