QUE OCURRE EN NUESTRA COLUMNA AL CORRER

Written by Angel Dolón. Posted in Lesiones en el deporte

Cuando corremos, cada zancada genera un impacto contra el suelo cada vez que pisamos. Ese impacto, por efecto de los momentos de fuerza cinéticos (toda la energía que transformamos al movernos) multiplica tres o cuatro veces nuestro peso corporal. Es decir, que un corredor de 75 kg, exige a su cuerpo soportar una carga instantánea y repetitiva (como son las pisadas) de entre 150 y 225 kg en cada ocasión. Tengamos en cuenta que esa fuerza será mayor si corremos en una pendiente, aumentamos la velocidad, la longitud de la zancada. Tranquilos. No es un problema. Nuestro cuerpo está diseñado para soportar ese trabajo. Pero deben darse las condiciones óptimas de pisada, calzado, terreno… De lo contrario le estaremos dando una paliza. Nuestra estructura ósea-articular-muscular-ligamentosa está adaptada para absorber la energía de los impactos contra el suelo. Tobillo, rodilla, cadera… se articulan para amortiguar el efecto de la marcha. Pero para que puedan ejercer esa función, deben trabajar equilibrados. En esa estructura, el pie es el cimiento. La pisada es la base de todo el movimiento. Por tanto, si la pisada está desequilibrada, todo el sistema lo estará y las articulaciones no podrán combinar su labor para absorber la energía del impacto. Ahí empiezan las lesiones. A nivel biomecánico (estudio del cuerpo en movimiento y las fuerzas que actúan sobre él) la columna vertebral viene a ser un conector. Algo así como un coordinador. Todo el movimiento del tren inferior llega hasta la pelvis. Otro elemento importante en la técnica de carrera son los hombros, que gestionan todo el movimiento de avance en el tren superior. La misión de la columna es conectar y sincronizar los movimientos de la zona inferior y superior. Si la zona inferior viene desequilibrada por una mala técnica de carrera, generará vectores de fuerza excéntricos al centro de gravedad (es decir esfuerzos en ángulos que no son normales al sistema esqueleto-musculatura) que multiplican enormemente el esfuerzo a soportar. Por eso es tan importante procurar una buena pisada. También en la columna están los discos intervertebrales. Son unas capas gelatinosas cuya misión es absorber las energías que llegan a la columna por impactos. Su desgaste provoca el acercamiento entre una vértebra y otra y aquí aparece el dolor. Razón de más para velar por su menor fatiga cuando salimos a correr. Tampoco habremos de despreciar una correcta tonificación de la musculatura abdominal, cuya misión es procurar la posición erguida del corredor y proteger la columna de los impactos.    
Entre las causas que producen una lesión en la zona lumbar en corredores vamos a encontrar, de mayor a menor incidencia:
  • Mala técnica de pisada que genera un desequilibrio multiplicador de las fuerzas rotacionales, axiales… de torsión que padecerá todo el sistema articular-óseo-muscular.

  • Calzado inapropiado para salir a correr
  • Mala tonificación muscular (corredores noveles)

  • Mala planificación del entrenamiento

  • Terreno inapropiado

 

Lesiones comunes del Pádel

Written by Ángel José Dolón. Posted in Lesiones en el deporte

Jugador de Pádel

Al ser un deporte que no requiere demasiada preparación física, el pádel se ha popularizado en los últimos años. Es un deporte divertido y fácil de practicar que hace que persona de cualquier edad y condición física pueda practicarlo. No obstante, al igual que ocurre con el resto de deportes, practicar pádel conlleva un esfuerzo que puede exponer nuestro cuerpo a posibles lesiones.

Es fundamental realizar un correcto calentamiento previo a la actividad física, así como estiramientos suaves y relajantes al finalizarla. También es importante el material deportivo: ropa y calzado que se ajusten a las condiciones de juego y a la pista, así como la raqueta, que deberá ser la adecuada para cada persona.

Página construida en HTML5 y CSS3 • Copyright © 2012 CIO - Angel Dolón