TORTICOLIS CONGENITA

Written by Angel Dolón. Posted in Uncategorized

La tortícolis congénita, es una actitud que adquiere la cabeza del bebé a causa de la contracción del músculo esternocleidomastoideo debido a una causa mecánica o adquirida antes de nacer (mal posición uterina).

  • Los síntomas que se podemos observar en el bebé son:
    • Cuello inclinado + rotación contraria
    • Restricción de la movilidad activa y pasiva del cuello
    • Deformidad craneal
    • Asimetría facial
    • Evolución psicomotora más lenta

    Como consecuencia de dicha falta de movilidad, normalmente la tortícolis congénita se asocia a una plagiocefalia, que es una malformación asimétrica de la cabeza que se produce por una presión constante en una zona del cráneo en formación del bebé.

  •  Normalmente es postnatal debido a:
    • La posición boca arriba durante la noche del bebé (para evitar la muerte súbita)
    • Tortícolis congénita
    • Parto múltiple o fórceps
    • Prematuridad

Según algunos profesionales de la osteopatía y fisioterapia la torticolis congénita es una posición antialgica que el recién nacido adopta. La torticolis es una solución imperfecta que se da a un dolor provocado por tensiones. Con ello, él bebe consigue una mayor comodidad.

Tanto la fisioterapia como la osteopatía pueden ayudarnos tanto a diagnosticar cual es el problema que presenta nuestro bebé. La osteopatía diagnosticará y tratará de forma no invasiva la deformación craneal asociada de nuestro bebé, mejorando la movilidad de su columna así como ayudando a restablecer la normalidad de su estructura craneal;  se encargará de mejorar el estado de dicha musculatura mediante técnicas de masaje clásico, movilizaciones pasivas, mediante estiramientos, y técnicas activas, a través de juegos, de la cabeza y cuello del bebé, siempre teniendo en cuenta el conocimiento del desarrollo motor y ontogénesis postural.

Los padres tienen un papel activo durante el tratamiento del problema, ya que serán los encargados de ayudar de forma activa al mantenimiento de una correcta higiene postural y movilidad activa del cuello mediante juegos y suaves estiramientos. Existe un programa de ejercicios recomendado por los especialistas, asociado al movimiento de la nuca y la movilidad ocular:

  • Poner una luz en el lado opuesto a la torticolis congénita.
  • Hablar al bebe desde el lado opuesto.
  • Hacerle seguir un objeto  a unos 30 cm, estimulando la rotación mientras se desplaza el objeto con una cadencia de tres veces hacia el lado opuesto  de la torticolis y una hacia el lado de la lesión.

Consideramos asimismo que un diagnóstico precoz es determinante para la consecución de una pronta y correcta solución del problema.

LOS RIÑONES, LA SEDE DEL MIEDO

Written by Angel Dolón. Posted in Uncategorized

Funciones fisiológicas

Los riñones son los órganos encargados de eliminar los desechos nitrogenados de la sangre (urea, ácido úrico, etc.) y también participan de forma activa en la evacuación de sustancias extrañas introducidas en el organismo (medicamentos, sustancias tóxicas absorbidas con los alimentos etc.)
Mantienen el equilibrio ácido-base y el pH sanguíneo.
Forman algunas hormonas, en especial la renina, que interviene en el mantenimiento de la tensión arterial.
Por último y, especialmente, regulan todo lo que en el organismo tiene relación con el agua.
Las glándulas suprarrenales segregan adrenalina  y cortisol que son las sustancias hormonales que ante una situación de miedo, nos hace ponernos  en guardia para defendernos de un peligro inminente.
El riñón es el órgano “portador” de las estructuras fundamentales de la persona. En ellos se refleja la vitalidad, la energía (física y sexual), los miedos. Nos hablan de nuestra capacidad para mantenernos de pie, “tener unos riñones sólidos”, para hacer frente a las presiones de la vida, para encontrar el equilibrio, la sensatez, para saber elegir y tomar las decisiones oportunas, para encontrar la estabilidad en la vida y las relaciones.

Relación viscero-emocinal

Nosotros nos centraremos en el principal sentimiento relacionado con este órgano incluido las glándulas suprarrenales, el miedo.
El miedo forma parte del hombre desde siempre y tiene algunas bases sobre las que se sustenta, en ocasiones difíciles de diferenciar unas de otras, pero que siempre hacen que la persona pueda decidir en sus actos.
Este sentimiento se anticipa o hace que nos anticipemos a los hechos del futuro creando una incertidumbre que nos confunde.
El miedo tiene otro componente, y es la resistencia al
cambio. El cambio es percibido siempre como una amenaza, y nos cuesta
mucho a los seres humanos, más aún en un mundo que busca cada vez más la comodidad, aceptar que vivimos en continuo cambio y prepararnos para él. El cambio entonces se percibe internamente como una fuente de sufrimiento, y se le teme como tal. Tememos perder las posesiones económicas, las emocionales, las relaciones, el trabajo, la salud, y la vida.
Es curioso saber que en los cálculos renales existe un componente masculino y en los biliares femenino. Hay también una interpretación adicional para los cálculos  que lo relaciona  con las emociones pasadas, que han producido una pena no llorada, no expresada, y que cuando no se puede contener más sale al exterior con el consiguiente dolor.
Es que el síntoma nos hace sinceros, siempre.
La vejiga por su parte cumple la función de almacenar la orina antes de su evacuación por la uretra. Cumple la función análoga al colon que lo hace con los desechos materiales, pero de los líquidos. Los problemas en este órgano implican que no podemos evacuar entonces el contenido emocional que llevamos, y su mensaje preliminar es que tenemos miedo a abandonar las creencias antiguas, a cambiar de hábitos, formas de pensar, esquemas mentales o maneras de actuar.
También esta dificultad de aceptar los cambios, en particular a los miedos relacionados con el entorno familiar o profesional (traslados, separaciones, etc.) se pueden manifestar a nivel de la parte inferior de la espalda concretamente en la zona lumbar (lumbago, lumbo-ciatica, etc.), ya que las vértebras lumbares son los soportes principales, aunque no sean los únicos de nuestra movilidad.
Las vértebras lumbares son cinco y corresponden a los cinco principios energéticos esenciales de todo individuo, que son:
-La pareja (los afectos)
-La familia (la estructura de los afectos)
-El trabajo (lo material)
-La casa (la estructura de lo material)
-El lugar (el espacio, la región y la movilidad)

Reflexión

Es importante prestar atención al malestar que sentimos cuando el cuerpo nos manda un mensaje a través del dolor eso nos ayuda a equilibrar y, por tanto nos hace saludables.
Un hombre con miedo produce el sentimiento de rabia que a su vez este se traduce enfadándose con su entorno y con las personas a las que quiere .Cuando estamos en contacto con la emoción autentica, esta se transforma; cuando  estamos con la emoción superficial, no hay cambio. Si el hombre se dice: “lo que tengo es miedo”, su miedo disminuye a la mitad. Hay que tomar conciencia de uno mismo. (Ima Sanchis)
Cuida tu alimentación, realiza ejercicio, medita y si puedes ayudarte con algún tipo de terapia alternativa (osteopatia visceral,craneal,terapia metamórfica, etc.) no lo dudes, pero recuerda siempre que tú tienes el poder y que reflejas lo que piensas y lo que sientes. Cuida tu mente, tú cuerpo y tus emociones, que siempre sean positivas y sanas.  ” SONRIE “
 
Página construida en HTML5 y CSS3 • Copyright © 2012 CIO - Angel Dolón