Cefaleas tensionales

Written by Miriam Sanchez Ballester on. Posted in Información

Qué son y como tratarlas

Mujer con migraña sobre fondo blanco

La cefalea tensional es un tipo de dolor de cabeza de los más frecuentes que existen. Algunos estudios apuntan que hasta un 78% de la población está aquejada en algún momento de su vida de este tipo de cefalea. Afecta en mayor proporción a las mujeres y las edades más afectadas son entre los 30 y 39 años.

Según el patrón temporal la podemos clasificar en:

  • Episodios infrecuentes (una vez al mes)
  • Episodios frecuentes (quince cefaleas mensuales durante tres meses)
  • Crónicas, episodios prácticamente a diario. El dolor puede durar entre 30 minutos y 7 días y puede estar desencadenado por el estrés, la fatiga, ruido o luz intensa. Además, a diferencia de la migraña, la cefalea tensional NO empeora durante o después el ejercicio físico. La cefalea tensional puede ocurrir asociada a pacientes que padecen migraña, aclarando que son dos formas diferentes de dolor de cabeza pero que pueden coexistir.
  • La migraña, sus síntomas, causas y tratamiento, que trataremos un post próximo.

SINTOMAS DE LA CEFALEA TENSIONAL

Las cefaleas tensionales se diferencian de otros dolores de cabeza por ser bilaterales, localizadas en sienes, frente, cuero cabelludo e incluso ojos. Los pacientes lo describen como una linea horizontal que circunda la cabeza y pasa por las sienes, como si lleváramos una cinta alrededor de la cabeza, que puede incluso propagarse hacia cuello u hombros.

Es un dolor opresivo de intensidad leve o moderada y que en ocasiones el paciente puede sufrir una sensación de confusión o abotargamiento. NO va asociada, a diferencia de la migraña, a síntomas vegetativos como nauseas, vómitos y/o fobia a luz o ruidos.

Es frecuente que este tipo de dolor aparezca al final del día cuando se acumula cansancio o estrés ya que éste es uno de los desencadenantes más frecuentes de este tipo de cefalea.

Suele aliviarse con el sueño o la toma de analgésicos. Debemos tener en cuenta que la toma prolongada de medicación analgésica puede producir un efecto rebote, estando ya descrito en las bibliografías la cefalea de origen medicamentoso, siendo ésta más frecuente de lo que podemos pensar.

CAUSAS DE LA CEFALEA TENSIONAL

Este trastorno puede manifestarse a causa de estrés, ansiedad, depresión, alteraciones del sueño, un traumatismo craneal etc…

Otras causas son las malas posturas adquiridas en la vida diaria o el BRUXISMO (parafunción involuntaria que consiste en apretar los dientes sobretodo durante el sueño y que trataremos en el próximo post).

La actividad laboral o deportiva también puede ser un desencadenante del dolor, así como el consumo de alcohol, cafeína (o la suspensión brusca), el tabaco, la congestión nasal y la rinitis o un esfuerzo excesivo.

En la mayoría de los casos de cefalea tensional se relaciona a fenómenos de tensión o contractura muscular cervico-dorsal, craneal y/o estructuras de la base del craneo, pudiendo verse afectado en este caso el Nervio de Arnold, el cual presenta una sintomatología precisa.

Para este tipo de cefaleas existen diferentes tipos de tratamiento médicos como el medicamentoso, la toxina botulínica, etc. Hoy día son muchos los artículos que redundan en la idea de que la TERAPIA MANUAL y por lo tanto el campo de la FISIOTERAPIA, es más eficaz que el tratamiento farmacológico en cuanto a FRECUENCIA e INTENSIDAD de los síntomas.

Debemos tener en cuenta que la sobrecarga o tensión muscular existente en las cefaleas tensionales tienen su origen en los llamados Puntos Gatillo Miofasciales (bandas tensas dentro de un músculo que provocan dolores referidos o proyectados a ptras zonas, provocando además un espasmo y/o una hipotonía muscular). Estos puntos cuando se activan a nivel de la musculatura cervical o mandibular pueden provocar dolores referidos a nivel de la cabeza y zona facial explicando la sintomatología de este tipo de cefalea. Se ha comprobado mediante estudios la presencia de Puntos Gatillo Miofasciales activos en los pacientes diagnosticados de cefalea tensional crónica. En estos estudios se comprobó puntos gatillo se presentaban en este orden: que los

  • músculos oblicuos superiores (musculatura cervical alta y de la base del craneo) – músculos subocciptales (musculatura cervical alta y de la base del craneo)
  • porción superior del músculo trapecio
  • esternocleidomastoideo
  • músculos rectos laterales (musculatura cervical alta y de la base del craneo).

(Fernández de las Peñas 2009)

También ha sido comprobado a través de estudios que el tratamiento con Punción Seca Miofascial de estos puntos tiene una EFECTIVIDAD similar para la disminucion de la intensidad, frecuencia y duración de las cefaleas tensionales en comparación con las inyecciones de lidocaina como medicamento único o en combinación con corticoides.

(Abreu Venancio 2008)

En nuestro centro contamos con una amplia experiencia en el tratamiento a través de Punción Seca Miofascial (la cual realizamos de forma ecoguiada) y tratamientos manuales tales como la Inducción Miofascial y la Osteopatia, para ayudarte a tratar la frecuencia e intensidad de los síntomas de la cefalea tensional pudiendo llegar incluso a su desaparición.

Hemos de indicar además que unos de los factores asociados a una mayor predisposición a sufrir cefaleas de tensión es la Disfunción de la Articulación Temporomandibular (ATM). Estas disfunciones (chasquidos o problemas de disco, malas oclusiones, bruxismo, dolor mandibular, etc) pueden general tensiones a nivel de la musculatura de la propia articulación y propagarse a la zona cervical y hombros.

Como curiosidad comentar que la articulación temporomandibular (ATM) y la musculatura masticatoria esta inervada por un nervio llamado Trigémino (V par craneal). Los puntos gatillo miofasciales localizados en cualquiera de los músculos inervados por dicho nervio así como los nervios cervicales superiores (que inerva a la musculatura cervical) podrian ser considerados como factores irritativos que podrían precipitar, perpetuar o agravar la migraña y/o la cefalea tensional, activando al núcleo caudal del trigémino (estructura localizada en el tronco encefálico y que conecta las neuronas motoras y sensitivas de la musculatura masticatoria y cervical). Lo que explicaría la relación dolorosa existente entre la mandíbula y la zona cervical.

Para que lo entendamos de una forma mas sencilla, se ha comprobado que a causa de esta relación neurológica, podemos explicar por qué cuando tenemos un problema a nivel mandibular podemos sentir el dolor también en la zona cervical y craneal o por el contrario, por que sentimos dolor en zona craneal e incluso facial (cefaleas) cuando tenemos un problema cervical.

En nuestro centro estamos especializados en dicha articulacion temporomandibular por lo que podemos realizar un estudio detallado de los sintomas y estimar la posible relación de su cefalea o dolor cervical con esta articulacion. Pudiendo concretar el tipo de tratamiento mas adecuado para su cefalea tensional o problema mandibular.

Etiquetas:,

Página construida en HTML5 y CSS3 • Copyright © 2012 CIO - Angel Dolón