COMO AFECTA A TU SALUD EL USO DEL MÓVIL

Written by Angel Dolón on. Posted in Consejos, Curiosidades

El uso del teléfono móvil cada vez es algo que esta más extendido, y es que la tecnología ha avanzado tanto que ya se ha vuelto algo imprescindible en la vida de todos nosotros. Juegos, Internet, agenda… Todo está al alcance de nuestra mano y hace que nuestro móvil sea algo más que un simple aparato para llamar y recibir llamadas, ya que es un entretenimiento y para muchos una herramienta de trabajo. A pesar de todo puede suponer un problema muy grande para nuestra espalda, ya que su uso prolongado puede pasarnos factura y causarnos algunas lesiones.

Lo más probable es que usted esté leyendo esto inclinado sobre una mesa o recostado en una silla. Su cabeza está ligeramente inclinada y sus hombros, encorvados.

Si cuenta con un dispositivo móvil, sus brazos están doblados a sus costados y su espalda está aún más encorvada, ¿cierto?

Es probable que su postura le cause dolor, aunque no se haya percatado de ello.

Para muchos el móvil sigue siendo una herramienta inofensiva para la espalda, tanto que siempre se achacan los problemas de espalda a otros factores u otras prácticas que no tienen nada que ver con el uso del móvil. A pesar de todo es cierto que estar largos periodos de tiempo con el móvil nos obliga a echar los hombros hacia delante mientras lo manipulamos, al igual que nos obliga a doblar el cuello hacia abajo, manteniendo una gran tensión en la parte del cuello que a la larga se traducirá en dolor muscular y posibles molestias concentradas en esta zona. Además, el hecho de tener caracteres pequeños en el teléfono lo que nos obliga es a acercar aun más la cabeza para ver mejor, una postura que puede pasarnos factura en lo referente a la salud de la espalda.

La cabeza humana ejerce una presión promedio de 5.5 kilogramos sobre la columna dorsal en posición neutral, esto es, cuando las orejas están justo sobre los hombros. Por cada pulgada que se incline la cabeza hacia adelante, dicha presión se duplica. De esta forma, si usted sostiene su teléfono sobre su regazo, su cuello debe soportar una presión de alrededor de 25 o 27 kilos.

Toda esa presión adicional fuerza la columna dorsal y puede ocasionar un desequilibrio.

Mantener la postura que los expertos conocen como “postura con la cabeza inclinada” puede causar tensión muscular, hernias de disco y presión en los nervios. Con el tiempo puede ocasionar que la curva natural del cuello se rectifique o incluso que se invierta.

ALGUNOS CONSEJOS

Es importante que tengamos todo esto en cuenta y sepamos lo importante que es saber poner remedio a esta situación lo antes posible. En primer lugar hay que evitar pasar largos periodos de tiempo frente al móvil y mucho menos manipulándolo, ya que esto nos puede causar muchos dolores de espalda. Si no nos queda más remedio que usarlo es importante que sepamos que es importante cambiar de postura cada poco tiempo y no estar siempre en la misma posición, pues nos puede causar dolor y sobrecarga muscular. Un truco es elevar de vez en cuando el móvil a la altura de los ojos para manipularlo, pues así evitaremos echar los hombros demasiado adelante y sobrecargar la espalda en exceso. Estirar la espalda después de utilizar el móvil es algo que debemos hacer para relajar la zona al máximo y evitar tensiones.

Tampoco debemos olvidarnos de las lesiones que puede causar el uso excesivo del móvil en dedos, principalmente la tendinitis.

La forma de colocar la muñeca para sostener el teléfono y el movimiento del pulgar crean una tendinitis en el primer compartimento dorsal de la mano que es conocida comúnmente como tenosinovitis de Quervain, que no es otra cosa que la irritación de los tendones en la base del pulgar.

Así que…¿qué te parece si apagas la tablet o el móvil, te asomas a la ventana para pensar en lo que has leído, sales a a la calle a darte un paseo o simplemente a respirar un poco de aire fresco?

Tu espalda lo agradecerá.

Etiquetas:

Página construida en HTML5 y CSS3 • Copyright © 2012 CIO - Angel Dolón