El SACRO: “Hueso Sagrado”

Written by Ángel José Dolón on. Posted in Anatomía, Consejos

El sacro fue considerado en la antigüedad como un hueso sagrado, ya que influía en diversas áreas del individuo, tanto corporal como emocional.

Actualmente con la evolución de los estudios biomecánicos, que corroboraron la movilidad de la articulación sacroilíaca, se lo destaca con un rol importante en estática y dinámica corporal.

Influye en el posicionamiento de todas las vértebras, inclusive del occipital, ya que deben adaptarse a su posicionamiento y movimiento.

Existe una movilidad del sacro que, como un péndulo, efectúa un movimiento de oscilación entre los huesos iliacos, movimiento sincronizado con el occipital al que esta ligado por el tubo dural de la médula espinal.

Por su situación anatómica y ser el asiento de la columna vertebral, es la zona articular que va a sufrir antes las alteraciones de la estática.

Ubicación de hueso sacro

Las perturbaciones mecánicas funcionales del sacro con las iliacas (articulación sacro-iliacas), engendran multiples trastornos, entre los que citaremos: los dolores lumbo-sacros, dolores en glúteos, ciáticas, alteraciones en la zona genito-urinaria, problemas de estreñimiento, hemorroides, dolores de cabeza, vertigos, etc…

Los signos clínicos de las alteraciones del sacro entre otros son:
  • Dolores al andar
  • Dolor lumbar
  • Ciática
  • Dolor en el glúteo

El empleo de la terapia craneosacra en el dignóstico y tratamiento requiere considerar al individuo como una totalidad íntegra, método terapéutico que actualmente utilizamos en nuestro centro.

Etiquetas:,

Retroenlace desde tu página web.

Deja un comentario

Tienes que estar logeado para dejar un comentario.

Página construida en HTML5 y CSS3 • Copyright © 2012 CIO - Angel Dolón