Publicación etiquetada ‘Hombro’

Costaleros: “la Osteopatía para prevenir lesiones”

Written by Ángel José Dolón. Posted in Consejos

Se aproxima la semana santa y con ella llegan las procesiones, nazarenos y costaleros. Desde el punto de vista de la salud los costaleros son los que tienen más riesgos de sufrir lesiones, tanto a nivel muscular como a nivel óseo.

La higiene postural y preparación de calentamiento a nivel preventivo es importante para evitar lesiones com estas:

  • Contracturas musculares en la espalda debido a las posiciones mantenidas durante largo tiempo y soportando un gran peso.

  • Bloqueos vertebrales como consecuencia del proceso anterior obligando a que las vértebras se roten o lateralicen provocando alteraciones de los nervios espinales.

Las zonas más afectadas a nivel de la columna son la zona cervical y hombro, sobre el que se apoyan las “andas de varales” del paso y la zona lumbar que soportan la mayor parte del peso. Desde la osteopatía, la normalización y alineación de la columna vertebral es fundamental para eliminar y aliviar o minimizar estos bloqueos que se producen. No debemos olvidarnos del diafragma (musculo respiratorio) que sufre mucho debido al sobreesfuerzo repetitivo a la hora de subir y bajar el trono. Los músculos de las piernas también estarán sometidos a un gran esfuerzo soportando gran parte del peso del trono y la marcha con pasos cortos.

CONSEJOS PARA LOS COSTALEROS:

  1. Lo primero a tener en cuenta es la posición erguida procurando no aumentar las curvaturas de la espalda.
  2. Mantener el cuello en posición neutra y mirando al frente.
  3. La zona dorsal tiene que tener una pequeña curva sin llegar a doblarse mucho hacia adelante.
  4. La zona lumbar tiene que evitar aumentar la curva evitando sacar el “culo respingón” mediante una pequeña contracción de los glúteos.
  5. La faja lumbar es importante ya que mantiene la musculatura abdominal prensada y debe ir colocada un dedo por encima del pubis fijando así la zona lumbo-sacra.
  6. Beber agua regularmente para evitar los calambres.

Además, una vez finalizado el paso, se recomienda al igual que cuando se realiza cualquier tipo de deporte, parar lentamente, seguir moviéndose para enfriar el cuerpo con lentitud, estirar, y tratar las posibles molestias lo antes posible para no permitir que vayan a más.

Es importante que el osteópata o el fisioterapeuta le realicen una revisión antes y después de las procesiones con el fin de preparar el sistema osteo-muscular y prevenir lesiones.

"Lo más difícil para un costalero es estar pendiente en todo momento, de su trabajo, del de sus compañeros, de las órdenes del capataz, y además de cumplir con las normas de prevención de su paso".

EL HOMBRO Y SU RELACIÓN CON EL ESTÓMAGO

Written by Ángel José Dolón. Posted in Anatomía

El estómago produce dolor referido al aparato locomotor: dolor a nivel de la escápula izquierda, zona dorsal a ese nivel, diafragma y sobre todo el hombro izquierdo que puede presentar problemas de tendinopatías o artropatías.

Estos dolores pueden ser continuos o empeorar al adquirir posiciones mantenidas o exceso de trabajo en ese brazo, pero también suele tener una relación con los horarios de las comidas y en ocasiones puede alterar el sueño entre las dos y las cuatro de la madrugada.

FUNCIÓN Y SÍNTOMAS

Haciendo una breve referencia anatómica, recordamos que el estómago es un saco muscular extensible delegado a acoger el alimento ingerido. Insertado entre el esófago y el duodeno, lo situamos en la región debajo del diafragma izquierdo, tiene un orificio de entrada, el cardias y uno de salida, el píloro.

Los síntomas principales que nos hacen sospechar de un problema funcional de estómago puede ser la existencia de acidez, dolor, reflujo, tos seca durante la digestión y procesos digestivos lentos y pesados. Normalmente la palpación puede resultar molesta. Si no existe dolor pero los demás síntomas están presentes, habría que sospechar de algún problema de tipo hormonal, bien por tensiones emocionales o por desarreglos en las hormonas sexuales (esto explica las alteraciones del estómago durante el embarazo y en la menstruación).

TRATAMIENTO Y RECOMENDACIONES

Comentar la necesidad de ir a su propio médico, para hacer una valoración tempestiva del tipo de desorden y, si es necesario, una visita a un especialista y un examen instrumental idóneo con el fin de elaborar un tratamiento apropiado; sin embargo se puede asociar un tratamiento osteopático que ayude a aliviar los síntomas reportados, con un enfoque más amplio que establezca correlaciones anatómicas entre el estómago, la espalda y el hombro izquierdo.

El tratamiento incluirá la resolución de cualquier restricción de movilidad presente en el estómago, que impidan su mecánica fisiológica bajo la influencia de la respiración, por medio del diafragma. Cada víscera está influenciada por la respiración y dotada de una cierta libertad de movimiento. Cuando esta mecánica es alterada por traumas, cicatrices o patologías específicas, se habla de restricción de movilidad, y esto pertenece a las llamadas disfunciones osteopáticas.

Con técnicas no invasivas como la manipulación visceral, trabajaremos para aliviar aquellas tensiones que pueden alterar la armonía de la víscera en cuestión, trabajando las estructuras fasciales en la que está envuelta, con el fin de restituir su movilidad fisiológica.

Se incluirá en el tratamiento un reequilibrio de la columna y de las zonas que puedan perturbar las informaciones neurovegetativas directas al órgano y que actúan sobre la motricidad y sobre el tono del cardias y píloro (orificios de entrada y salida del estomago).

También la vascularización y por lo tanto el aporte de flujo sanguíneo que tendrá que hacerse correctamente, tarea del osteópata es garantizar una buena activación vascular para garantizar el estado de salud del estómago. El objetivo es el de eliminar las tensiones músculo-fasciales creadas por el estado de irritación del estómago, que repercutirán sobre la estructura esquelética adyacente al órgano o más distantes, pero conectadas a ello por medio de fascias y el sistema neurológico; impidiendo el buen funcionamiento de las articulaciones examinadas y determinando irritaciones y inflamaciones a las mismas (contracturas musculares, algias y tendinitis).

Asociando consejos sobre alimentación que mejoren el funcionamiento del estómago llevando a cabo una dieta básica sana sin lechuga, acelgas y coles (cuya celulosa es muy difícil de digerir) y sobre todo evitar alimentos en los que en su digestión se producen ácidos como los lácteos, carnes, café, tabaco, pan refinado, etc… que no fatiguen el trabajo del estómago y acompañando todo esto con un tratamiento de plantas medicinales, se podrán obtener buenos resultados sobre la sintomatología en los días sucesivos al tratamiento.

Página construida en HTML5 y CSS3 • Copyright © 2012 CIO - Angel Dolón