Consejos sobre carga de mochila

Un niño no debe portar una carga que supere el 10% de su peso corporal, por lo que es importante a la hora de elegir la mochila más adecuada, que ésta tenga un refuerzo en la zona lumbar y tirantes anchos. Todavía mejor si dispone de un tercer tirante o cinturón para atar a la zona lumbar.

En el reparto de la carga, se aconseja a la hora de seleccionar la mochila que esta esté cercana a la espalda y en posición vertical, repartidos equilibradamente, y la mochila debe colgarse siempre de los dos tirantes, y no de uno sólo.

También es importante evitar excesos de carga en una sola parte del cuerpo por lo que se desaconseja llevar carteras que se transportan en una mano o tipo ‘bandolera’ que se cuelgan de un hombro, así como las mochilas que se arrastran sobre ruedas ya que pueden producir dolencias en la muñeca, codo, hombro y espalda.

Una buena parte del estado de salud depende de cómo se cuide la espalda. Para ello es fundamental velar por el buen estado de los músculos, que con sencillos estiramientos y posturas correctas pueden evitar atrofias y dolencias futuras.

También es importante evitar las dolencias del estrés, causa frecuente de contracturas musculares que pueden afectar a la ubicación de las vértebras y producir dolores extendidos a las extremidades.

Sencillas recomendaciones y acudir a un profesional relacionado con los problemas de columna (osteopata, fisioterapeuta, etc) pueden evitar serias dolencias posteriores.