Bebé feliz

El cólico del lactante es un trastorno típico de los primeros meses de vida que se caracteriza por un llanto intenso y prolongado sin causa aparente. Las siguientes técnicas osteopáticas que a continuación detallaremos han demostrado ser efectivas a la hora de paliar algunos síntomas negativos que el bebé sufre a consecuencia del parto.

El tratamiento osteopático para el cólico del lactante se realizará mediante la terapia cráneo-sacral que consiste en aplicar una serie de masajes suaves y precisos en las siguientes zonas:

  • En la esfera craneal del bebé ya que esta zona sufre grandes presiones durante el proceso de expulsión a través del canal de parto
  • El diafragma, para ayudar a expulsar los gases y relajar el estómago
  • El intestino, para relajar los músculos de su pared y calmar así la irritación

En 2 o 3 sesiones de 30 minutos el bebé vuelve a estar feliz y sin cólicos.