Estamos en la era del deporte. Hoy en día todos nos movemos, intentamos tener una vida activa e incluir la práctica deportiva en nuestra rutina semanal. Sea correr por montaña o asfalto, montar en bici, preparar triatlones o entrenamientos funcionales de varios tipos.

La motivación de querer superar nuestros límites lleva a que tengamos ritmos de entrenamiento altos, con programas de entreno no muy adecuados y muchas veces sin descanso, tanto corporal como más específicamente muscular.

Si hay un aspecto que la mayoría de las personas descuidan es sin duda el masaje, es fundamental para promover la recuperación y descanso de la musculatura.

Se invierte bastante dinero en las mejores equipaciones, se controla al máximo la alimentación, se programan los entrenamientos al milímetro, con exigentes sesiones de series, cuestas y varios kilómetros.

Los especialistas señalan que los beneficios de un masaje de descarga son muchas y que no es algo propio únicamente de los profesionales, sino que se trata de un hábito altamente recomendado para cualquier deportista, independientemente de su nivel, y más si este es corredor.

El masaje de descarga muscular es algo fundamental y debería entrar en la planificación de los entrenamientos. En muchos casos la descarga tarda tanto o no se realiza nunca, que cuando ocurre ya es asociada a una lesión.

El objetivo de este masaje (tanto precompetitivo o postcompetitivo) es prevenir lesiones, donde manipulamos la musculatura de forma a aliviar la tensión acumulada. Promovemos también la circulación sanguínea a la zona, y la sangre trata de acelerar la eliminación de residuos y aumentar la oxigenación del músculo.

Los beneficios del masaje de son:

  • Ayudan a prevenir lesiones musculares
  • Ayudan a eliminar fluidos, como ácido láctico, otras sustancias de     desecho y toxinas del cuerpo
  • Ayuda a combatir la fatiga muscular
  • Incrementa la oxigenación de los músculos
  • Ayudan a que los músculos no se acorten y dañen debido al esfuerzo físico.

Y recuerda

Es altamente recomendable la espera de 24/48h después de una descarga muscular, no realizar ningún tipo de entrenamiento, para que el tratamiento sea 100% efectivo.

Lo ideal es hacer un cuidado periódico, combinando las descargas con un tratamiento preventivo por el medio de estiramientos, ejercicios específicos y un descanso apropiado. Dependiendo del ritmo de entrenos y su intensidad, o de la preparación para alguna competición, lo ideal es hacer un masaje de descarga por lo menos una vez por mes, o más a menudo si el ritmo y la intensidad del entreno es elevado o si ya tiene una predisposición a una sobrecarga muscular especifica. Cada caso es particular y debe ser valorado.

De acuerdo con tus objetivos, ritmo de entreno e intensidad, tu historial de lesiones y sobrecargas musculares definir la periodicidad de masajes de descarga.

Al igual que cuidamos de nuestro vehículo para que supere la ITV, tu cuerpo requiere de una atención personalizada, que puede maximizar tu rendimiento y alejarte de las lesiones.

No te descuides, y ponte en contacto con nosotros.