La Fibromialgia se caracteriza por ser un síndrome que normalmente aparece a partir de los 35 –
40 años caracterizado por gran presencia de dolor sistémico, generalizado en todo el cuerpo, al
rededor de tres cuartas partes del cuerpo van a presentar DOLOR CRÓNICO con semanas,
meses e incluso años de evolución. Todo este cuadro hace que la persona se encuentre muy
limitada a la hora de afrontar su día a día.
En España hasta 3 millones de personas están diagnosticadas de Fibromialgia, siendo 1 hombre
por cada 10 mujeres. Existen particularidades que hacen que las mujeres sean mas propensas a
su padecimiento como las causas hormonales por ejemplo.


DIAGNÓSTICO
El diagnóstico médico de la Fibromialgia se establece por la presencia de diferentes puntos
gatillo de dolor. Para la medicina existen 18 puntos repartidos por todo el cuerpo y para su
diagnóstico deben estar activos (dolorosos a la presión) al menos 11 de estos puntos.
Pero la fibromialgia es mucho más que dolor en esos puntos, los pacientes presentan dolor en
articulaciones, dificultad para levantarse por la mañana, mucha dificultad para conciliar el sueño,
fatiga energética y crónica y gran fatiga mental. Todo ello puede generar ansiedad e incluso
depresión paralela en todas estas personas.
Además en muchas ocasiones presentan patologías y/o disfunciones asociadas como la
Permeabilidad intestinal, Hipotiroidismo, Lupus eritematoso o Artritis reumatoide, que son tipos
de enfermedades autoinmunes que se encuentran muy asociadas a la Fibromialgia.


CAUSAS DE LA FIBROMIALGIA


HORMONALES
En estos pacientes suele existir un descenso de la Hormona de Crecimiento. Esta hormona está
relacionada con la regeneración tisular por lo que en estos pacientes se suelen instaurar con más
facilidad disfunciones musculoesqueléticas e incluso llegar a cronificarse.
En los hombres aparece un descenso de Testosterona.
Podemos observar un descenso de Cortisol. Aunque al principio existe un aumento de ésta
hormona por un intento del organismo de luchar contra la inflamación. El organismo libera mucha
cortisona a través de la glándula suprarenal, pero conforme van pasando los años va apareciendo
una fatigabilidad y un agotamiento de la glándula por lo que la liberación de cortisol a lo largo del
día va disminuyendo. Como el cortisol es una hormona antiinflamatoria, este cuadro ayuda a que
la inflamación se instaure.
Además existe un descenso de la Melatonina y otras hormonas que van asociadas a la
conciliación y mantenimiento del sueño, por lo que los trastornos del sueño son muy frecuentes
en estos pacientes.
Pueden aparecer deficiencias en neurotransmisores como la serotonina (niveles bajos de este
neurotransmisor están relacionados con la depresión).


INMUNOLOGICAS
Estos pacientes presentan una inflamación sistémica que puede ser determinada a través de
analíticas (perfil linfocitario, proteina C-reactiva, y otros marcadores inmunológicos), que
determinan si hay inflamación sistémica.
Además como hemos dicho puede ir asociada a artritis, lupus y otras enfermedades
inmunológicas.


TRAUMÁTICAS
Se ha observado en algunos pacientes que han podido desarrollar la enfermedad a partir de un
traumatismo que provoca un aumento de células inflamatorias que podrían ayudar al desarrollo
de la enfermedad.
También se ha podido observar la prevalencia de aparición de esta enfermedad en accidentes de
trafico en los que se ha sufrido un Latigazo cervical (Whiplash). Esto puede ser debido a la
inestabilidad y desequilibrio que se produce en al área craneal y encefáica, las alteraciones en el
sistema límbico, el hipotálamo y por tanto de los neurotransmisores que allí se generan.
Pacientes meses después de sufrir un latigazo cervical no bien tratado, han empezado a debutar
con una fibromialgia.


ESTRES
En muchas ocasiones vemos que hay pacientes que llevan alargando situaciones de estrés y
ansiedad que puede provocar un descenso de serotonina y un agotamiento de la cápsula
suprarrenal por el nerviosismo y la falta de sueño.
Esto puede ocurrir incluso en deportistas que han alargado mucho su actividad deportiva.
Todo este cuadro puede acabar con una fatiga crónica que puede ser el comienzo de una
Fibromialgia.
Por lo tanto estamos hablando de un cuadro crónico producido por múltiples causas que deben
de ser abordadas de forma multidisciplinar y desde muchos ángulos.


TRATAMIENTO DE LA FIBROMIALGIA


FARMACOLÓGICO
Existen fármacos destinados a disminuir el dolor y mejorar el estado de estrés o depresión. Para
ello, será el médico especialista el profesional que estimará el fármaco y la dosis más
recomendable en cada caso.
Debemos tener en cuenta que son pacientes con una alta carga de dolor generalizado y una mala
gestión del sueño. Para ayudar al descanso de estos pacientes el médico especialista puede
recetar la toma de Melatonina que nos ayudará a entrar en la fase Rem (sueño profundo) fase
muy importante del sueño ya que es en ésta precisamente en la que generamos Hormona de
crecimiento por parte de la Hipófisis (glándula alojada en el encéfalo).
Existen complementos alimenticios o estrategias alimentarias como la toma de hidratos de
carbono de bajo índice glucémico ricos en Mg y 5-HTP (derivados del Triptófano) necesario para
la liberación de Serotonina, y que a su vez nos ayudará a generar de manera natural Melatonina, y
todo ello ayudará a tener un sueño más reparador.


MEJORAS EN LA ALIMENTACIÓN
En muchas ocasiones los pacientes de fibromialgia debido a la gran fatiga que presentan pueden
verse incapaces de alimentarse adecuadamente y tienden a consumir alimentos preparados y
procesados con un alto índice glucémico y gran carga toxémica. Este tipo de alimentación puede
generarnos problemas metabólicos como la resistencia a la insulina y por lo tanto más
inflamación sistémica empeorando el cuadro.
Existen además estrategias como el ayuno intermitente que nos puede ayudad a eliminar
residuos metabólicos provenientes de la dieta y la medicación.
Principios activos como el jengibre, le cúrcuma, el resveratrol y la vitamina E, son antioxidantes y
nos van a ayudar a producir un aumento de la energia y eliminación de toxinas.
Hemos hablado de la inflamación y la toxicidad existentes en estos pacientes, esto es en parte
debido a la gran cantidad de fármacos que consumen. Estos fármacos deben ser detoxificados
por el hígado produciéndose una sobrecarga metabólica de éste y empeorando su función, esto
puede verse evidenciado por el aumento de las Transaminasas en las analíticas e incluso
aparecer una vesícula agrandada con o sin cálculos.
Por lo tanto ayudar a detoxificar el hígado en estos pacientes ayudará a la eliminación de toxinas.
Mediante la alimentación será importante incrementar la toma de ácidos grasos esenciales como
el OMEGA 3 y la vitamina D.


EMOCIONES
La Fibromialgia se encuentra muy vinculada a las emociones y al control del dolor. Son pacientes
con una alta carga de frustración al verse alterada su calidad de vida. El absentismo laboral, la
disficultad para realizar ejercicio e incluso la alteración en la vida social hacen que estos
pacientes acaben con problemas depresivos y de ansiedad, viéndose obligados en ocasiones a
medicarse con antidepresivos. En estos casos puede estar muy indicada la terapia psicológica.


¿COMO PODEMOS AYUDAR A NUESTROS PACIENTES CON FIBROMIALGIA?
Desde el CIO vamos a poner todas nuestras herramientas a disposición de este tipo de
pacientes, pues podemos abordar esta enfermedad desde la Fisioterapia y la Osteopatia.
Como hemos dicho unos de los signos mas característicos de esta enfermedad es la presencia
de puntos gatillo miofasciales activos y repartidos por toda la musculatura, estos puntos
podemos abordarlos con diferentes técnicas, desde el masaje, la punción seca, la electroterapia y
la terapia manual.
Además debido a la cronicidad de los síntomas estos pacientes presentan desequilibrios
posturales para los cuales puede ser de gran ayuda la Osteopatia Estructural, la cual tendrá
como finalidad equilibrar todo el sistema musculoesquelético para devolver al organismo su
homeostasia.

Para abordar el trastorno visceral y metabólico existente podemos realizar técnicas de
Osteopatia Visceral, las cuales irán encaminadas a mejorar la movilidad y vascularización de las
vísceras, con lo cual podemos mejorar su funcionalidad.
Otro de los abordajes muy interesantes que podemos realizar con estos pacientes será mediante
las Terapia Craneo-Sacral. Esta terapia tiene como objetivo equilibrar las tensiones generadas
en las membranas craneales. Estás técnicas van a tener una influencia en ciertas áreas cerebrales
las cuales se encargan de la formación y regulación de ciertas hormonas, que como hemos visto
con anterioridad se encuentran muy alteradas en esta enfermedad.