No dormir bien podría provocarte falsos recuerdos. Así es, este hecho perjudica el recuerdo y afecta a la falta de memoria. Dormir mal no sólo puede provocar serios trastornos al cuerpo sino también a la mente, favoreciendo la aparición de recuerdos falsos. De modo que si no duermes lo suficiente, de pronto podrías tener memorias que no ocurrieron.