Tu cuerpo posee su propio lenguaje, ¡escúchalo!

Cada emoción intensa, cada miedo, angustia o traumatismo tanto físico como psicológico deja una huella en el cuerpo, sin rastros aparentes, pero que se puede materializar en forma de dolor o enfermedad. Al mismo tiempo, un órgano que no acaba de funcionar bien es...